Las bajantes de los edificios de manera generalizada sufren un fuerte deterioro en su estado de composición, normalmente debido al tiempo y a veces agravado por el mal uso de las mismas. Esto ocasiona averías de agua, malos olores y frecuentes atascos, por lo que es preciso utilizar una máquina de reparación de bajantes sin obras.

La reparación o sustitución de bajantes siempre ha ocasionado molestias y problemas de rotura en pavimento y paredes, no pudiendo en la mayoría de los casos respetar la estética existente. Con el nuevo método de reparación se evitarán dichos problemas y se procede a una reparación rápida, cómoda y duradera.

Su aplicación está principalmente estudiada para tuberías verticales, inclinadas y horizontales formadas por giros y codos. Para tuberías de fibrocemento (uralita),  PVC,  hormigón,  acero, cerámica  y hierro, en diámetros desde 50 mm hasta 200 mm.

Proceso de reparación de bajantes

En  primer  lugar  se  procede  a  la  inspección  interior  de  la  bajante mediante nuestro sofisticado sistema de cámaras de inspección.

Una vez localizado el problema se realiza la limpieza interior de las paredes de la bajante mediante sistema de cepillos y agua.

Posteriormente se procede al secado interior de la bajante mediante secador especifico.

Por último, se aplicarán varias capas de resina epoxy polimérica mediante la máquina aplicadora, acompañada de una cámara para inspeccionar la proyección en el momento de su aplicación. Con esto conseguiremos una  estanqueidad  perfecta  de  la  tubería  y  la  insonorización  de  la misma.

Empresa de reparación de bajantes sin obras

GRUPO MARTÍN LORENZO es una empresa especializada e inscrita en el RERA que cumple con los requisitos para la reparación de bajantes sin obras. Nuestros trabajadores han recibido la formación específica para retirar amianto, prevención de riesgos laborales, trabajos en altura, así como, los conocimientos necesarios en labores de construcción (albañilería, fontanería, etc…)

BAJANTES SIN OBRAS MARTÍN LORENZO es una empresa legalmente autorizada para la aplicación de resina por el sistema Hoverline, sistema patentado. Nuestros empleados han recibido la formación específica en todas las modalidades de aplicación de la máquina de reparación de bajantes.

La reparación de tuberías bajantes sin obras, también conocida como “tecnología sin zanja”, consiste en un conjunto de procedimientos para rehabilitar sistemas de canalización, redes de saneamiento, incluso tuberías de gas o electricidad. El tubo no se sustituye sino que se le aplican diferentes técnicas para repararlo. La particularidad es que para llevar a cabo estos procesos no hace falta hacer una zanja ni mover terrenos. Es por ello que también se denomina “rehabilitación sin obras”. 

REPARACIÓN TOTAL DE TUBERÍAS SIN OBRA

El sistema de reparación de bajantes sin obras consiste en la instalación de un encamisado impregnado de resina epoxi a través del pozo o arqueta del tramo,  para revestir internamente toda la línea de tubería de pozo a pozo o desde un pozo hasta un punto intermedio (normalmente recomendado a partir de líneas de 5 m). 

Este proceso es más complejo, aunque de esta manera se renueva completamente el tubo original. Se tapan todos los daños y desperfectos a lo largo de todo el tramo accediendo desde un pozo o arqueta. De esta forma, se pueden realizar reparaciones de muchos metros en una única reparación.

La forma más segura de efectuar el encamisado es invirtiéndola con un tambor de inversión o mediante una manga de tiro. Para acelerar el secado de la resina se puede hacer mediante agua caliente, vapor de agua, rayos UVA o LED. GRUPO MARTÍN LORENZO BAJANTES SIN OBRAS somos técnicos especialistas en estas técnicas de reparación de tuberías bajantes sin obras.

VENTAJAS DE LA REPARACIÓN DE TUBERÍAS SIN OBRAS

COSTE

Generalmente las técnicas de rehabilitación presentan unos costos inferiores a la reposición tradicional. Esta diferencia se hace más notable cuando el saneamiento está instalado a mucha profundidad o cuando el coste de reposición del área afectada es alto.

IMPACTO DE LA OBRA SOBRE EL ENTORNO

Las obras de rehabilitación apenas distorsionan el entorno comparando con la apertura de zanja convencional. En este sentido las técnicas de trabajos sin zanja presentan mayores ventajas en zonas urbanas que en las zonas rurales no urbanizadas, en las cuales no hay que realizar reposición de pavimento en el caso de apertura de zanja.

FIABILIDAD DEL SISTEMA

Aunque en España es un sistema novedoso, esta tecnología lleva en uso desde hace 30 años en países como Alemania o U.S.A.

IMPERATIVOS DE TIEMPO EN LA EJECUCIÓN DE LA OBRA

En muchas ocasiones la rapidez en la ejecución de los trabajos es un factor determinante. El tiempo en ejecutar una obra por esta tecnología es considerablemente inferior al método tradicional.

CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

Se evita o reduce considerablemente los residuos y escombros provocados por la obra.

MENOS MOLESTIAS

Una de las ventajas es que las reparaciones de tuberías sin obras son menos molestas que las tradicionales, ya que se reduce o se evita totalmente el tener que cortar calles o el funcionamiento normal del saneamiento en una comunidad.